En el Aire: OTRO MUNDO
LUNES DE 11:00 A 12:00 HS.

Noticias - Actualidad

Presentaron una segunda denuncia por extorsión contra Stornelli

Por Enrique de la Calle

Hace unos días, estalló una bomba política: un empresario denunció que el operador Marcelo D'Alessio le pidió plata a nombre de Carlos Stornelli para sacarlo de la causa de los cuadernos. Para convencer al extorsionado, D'Alessio mostró pruebas de su vínculo con el fiscal que lleva adelante la causa de los cuadernos. Ayer, detuvieron a D'Alessio en medio de un operativo mediático para tratar de desvincularlo de Stornelli. En la denuncia hay videos que dan cuenta de dos reuniones largas entre D'Alessio y Stornelli. 

Ahora, se presentó en el juzgado federal de Dolores, en manos del juez Alejandro Ramos Padilla, otra denuncia por extorsión pero con una particularidad: apunta directamente contra Stornelli. El adelanto lo realizó el periodista Horacio Verbitsky en el portal El Cohete a la Luna. "El cerco se cierra sobre Stornelli", ironizó el periodista.  

"Uno de los denunciantes es el ex secretario presidencial Pablo Barreiro, a quien le pidieron 250.000 dólares. Se reunió con Stornelli y pagó 40.000. Con el mismo modus operandi, su declaración no figura en el expediente", contó Verbitsky. 

En la nueva trama, aparecen nombres que ya estaban en la anterior como Stornelli y D'Alessio, que vuelve a funcionar como intermediario y con manejo de información privilegiada de la fiscalía. Y se suman dos nuevos nombres: el del ex juez Fernando Archimbal y el del abogado Luis Vila. Siempre, sobrevuela el del juez Claudio Bonadio. 

Escribe Verbitsky:

"Luego de un paciente trabajo de persuasión, Vila llevó a Pablo Barreiro a declarar ante Stornelli. Tampoco en este caso quedaron constancias en el expediente, porque después de leer la declaración de Barreiro el doctor Glock dijo que no le interesaba nada de lo que había contado y que no lo aceptaría como arrepentido. Sólo buscaba material incriminatorio contra Cristina. El no conseguirlo ha exacerbado los nervios en el serpentario de Comodoro Py. Vila y Archimbal les pidieron 250.000 dólares por su gestión, pero los hermanos Barreiro no los tenían y todos sus bienes estaban inhibidos.  Vila le dice que les dará facturas pero no por ese monto, sino por 250.000 pesos. En un regateo similar al de D’Alessio con Etchebest, Vila pide al menos 100.000 dólares para seguir.

—No los tenemos— dicen los hermanos.

Para cerrar el trato les reclamó por lo ya hecho 50.000 pesos, que se redujeron a 40.000, por haber llegado al despacho de Stornelli a través de ellos.

—El que maneja el sabot es Stornelli. Claudio le dijo, manejalo vos". 

Defensa cerrrada

Shockeados por la bomba política, en el oficialismo (político y mediático) se mostraron desconcertados ante la primera denuncia. "Es una operación berreta", afirmaron en coro y rápido. Pero también pasaron cosas llamativas. En primer lugar, D'Alessio reconoció en una entrevista que había pagado (como decía la denuncia) pero que su objetivo era "investigar de donde sale la plata, tengo una obsesión por la verdad" (sic sic sic), aseguró. Ayer fue detenido por esa obsesión. 

También habló el fiscal Stornelli, quien aseguró que conocía a D'Alessio y reconoció que éste le había llevado casos a su fiscalía en "dos oportunidades". Como sabemos, mintió: porque en la primera denuncia aparecieron videos que dan cuenta de dos encuentros latgos entre ambos en Pinamar. Se conocen y hablan mucho, por lo visto. El periodista ulramacrista Morales Solá intentó explicar esas reuniones: eran para "hablar de la vida". Por su parte, el prestigioso y elegante Hugo Alconada Mon también intentó separar a D'Alessio de Stornelli, pero con más brillo y menos literalidad (no sea cosa de quedar pegado). Con la nueva información sobre la mesa: ¿Insistirán con la teoría del "loco" D'Alessio? 

Comentarios




Informacion

Comunidad

Redes Sociales