Chango Spasiuk celebra cuatro décadas con la música

Chango Spasiuk celebra cuatro décadas con la música

“Soy chamamecero cueste lo que cueste. Pero más que un chamamecero soy un hombre nacido en esa tradición de la que no quiero ni puedo despegar”, se define el músico, quien celebrará el 21 en Buenos Aires y el 28 en Rosario un camino de cuatro décadas de música y 30 años de su debut en el Festival de Cosquín.

El artista misionero Chango Spasiuk celebrará el 21 en Buenos Aires y el 28 en Rosario un camino de cuatro décadas de música y 30 años de su debut en el Festival de Cosquín en un devenir que el charanguista describe como “un proceso de múltiples búsquedas, proyectos, alianzas y experimentaciones”.

Durante una entrevista con la agencia Télam en su casa del barrio porteño de Villa Urquiza, Spasiuk consigna que “a medida que vas caminando el horizonte se va corriendo y esa fue siempre mi intención, más allá de que lo central de todos los días es tocar”.

Capaz de hacer un balance de ese recorrido que le permitió ir de las peñas a los festivales europeos, de los recitales de rock al Teatro Colón o de la tradición a la música electrónica, Chango confía que “todo ha sido muy inesperado en eso de intentar, probar y aprender”.

“En esa decisión de experimentar poniendo el cuerpo -abunda el músico- me siento en paz por haber encontrado algunas cosas y si puedo voy a probar un poco más porque todavía tengo ideas en mi cabeza”.

El tránsito del creador incluye 11 discos desde 1989, entre ellos “Polcas de mi tierra” (1999), “Chamamé crudo” (2001), “Tarefero de mis pagos” (2004), “Pynandí (los descalzos)” (2008), “Tierra colorada en el Teatro Colón” (2014) y “Pino Euopeo” (2018).

Y compartió músicas con Mercedes Sosa, Bobby McFerrin, Cyro Baptista, Bob Telson, Carlos Nuñez , Heather Cornell & Manhattan Tap, León Gieco, Divididos, Raúl Barboza, Chucho Valdés , Lila Downs, Fito Páez, Dino Saluzzi, Los Chalchaleros, Ramona Galarza, Renato Borghetti, Hugo Fattoruso, Chico César, La Bomba de Tiempo y Ricardo Iorio, por citar apenas a algunos.

A esa galería de registros y encuentros, debe agregarse su cruce con el guitarrista noruego Per Einar Watle y su grupo con quien acaba de grabar en Oslo un material que está por publicarse en Noruega y saldrá en Argentina hacia 2020.

“La verdad es que me gusta trabajar con gente nueva y encontrarme más allá de los idiomas y las distancias. Si puedo, quiero un poco más de todo eso porque no me imagino haciendo otra cosa, no sé hacer otra cosa”, desliza Spasiuk.

Pero con viejos conocidos como Matías Martino en piano, Marcelo Dellamea en guitarra, Diego Arolfo en guitarra, Marcos Villalba y Javier Martínez Vallejos en percusión, Heleen de Jong en cello y Pablo Farhat en violín, Spasiuk festejará ese andar el sábado 21 desde las 21 en el porteño Teatro Ópera (Av. Corrientes 860) y una semana después hará lo propio, a partir de las 21.30, en la sala Fundación Astengo (Mitre 754, Rosario).