Con tributo a Almendra, Julián Hermida vuelve a reunir rock y orquesta

Publicado: 20 / 10 /2020
Hermida dice que lo inspiró el libro de Julián Delgado sobre Spinetta

Hermida dice que lo inspiró el libro de Julián Delgado sobre Spinetta

Ni la pandemia ni las casillas estilísticas detienen al guitarrista, compositor y director Julián Hermida, quien sin renunciar a su pertenencia tanguera vuelve a reunir al rock con una orquesta de 12 intérpretes como lo hizo en 2019 con Serú Girán, para ahora hacerlo con el repertorio de Almendra en un concierto por streaming que podrá apreciarse el viernes próximo.

La nueva edición de la aventura que el músico da en llamar «Rock de batuta», tendrá lugar el 23 desde las 21.30 en y por Arena Circus, sumando además las voces de Daniela Herrero, Germán «Cóndor» Sbarbati, Alicia Vignola y Walter «Chino» Laborde.

«Entre lo que surgió a causa de esta experiencia que nos toca vivir, destaco las cosas que extraño y las que descubrí que ya no son de mi interés. Juntarnos con la orquesta y los cantantes a tocar es del primer grupo; la gente de Arena Circus nos propuso la realización de este concierto y no lo dudé», sintetiza Hermida a Télam, acerca de la decisión de realizar la presentación de «Tu tiempo es hoy», material que en breve estará en plataformas digitales.

Para tocar la música del conjunto que reunió a Luis Alberto Spinetta, Edelmiro Molinari, Emilio del Guercio y Rodolfo García, el artista convocó a una formación de 12 integrantes.

Spinetta es tan tanguero como Charly. ¿Quién dudaría de que «Aquellos hombres tristes», «Fermín» o «Figuración» podrían haber sido tangos?

Julián Hermida

La orquesta la conforman los primeros violines Christine Brebes, Rodrigo Beraldi y Octavio Bianchi Godoy; los segundos violines Tamara Zakour, Pedro Pablo Pedroso y Carlos Morbidoni; las violas de Elizabeth Ridolfi y Gustavo Barahona; Bruno Bragato (cello); Emilio Longo (contrabajo); Matias Feigin (piano) y Santiago Polimeni (bandoneón).

Télam: ¿Cómo decidiste esta segunda parte de «Rock de batuta»?

Julián Hermida: Hace un año y medio recibí de regalo un libro de Julián Delgado sobre la historia de Almendra, llamado «Tu tiempo es hoy», que leí atentamente siempre escuchando al mismo tiempo cada cita musical que aparecía, ya sea de Almendra o no, lo cual me inspiró y por eso tomé en homenaje su nombre. En ese contexto, comencé a incluir en los conciertos algunos de los arreglos que iban empezando a darle vida al disco y los 50 años de la edición del primer trabajo de Almendra funcionó como excusa para darme el gusto de escribir esa música.

T: En ocasión de «Los 40 de Serú» decías que aquel era un grupo de rock que tocaba tango ¿Qué percepción tenés de Almendra?

JH: Spinetta es tan tanguero como Charly. ¿Quién dudaría de que «Aquellos hombres tristes», «Fermín» o «Figuración» podrían haber sido tangos? En el recital debut de Almendra -en el Di Tella- abrieron con una versión instrumental del vals de Homero Manzi y Rosita Melo «Desde el alma». El tango nunca fue buen anfitrión con los innovadores y aunque tanto Nebbia como Spinetta y Charly no estaban muy lejos de la bohemia tanguera, esa juventud no era la que el tango esperaba, pues aún estaba ocupado discutiendo si Piazzolla era tango o no.

T: ¿En qué se parecen y se diferencian el abordaje orquestal para pasar de Serú Girán a Almendra?

JH: En este concierto convivirán ambos repertorios. Las posibilidades de climas y estados a los que lleva la orquesta es lo que integra todos los temas. Particularmente la música de Almendra me invitó a llevar mucho más allá el viaje con cada canción. Ambos discos tienen temas que parecen nacidos para ser interpretados por orquesta y hay otros que han sido un desafío, ya que podían haber sonado ingenuos con otra instrumentación como «No llores por mí Argentina» y «Ana no duerme».

T: ¿Qué encontraste en este formato para ligar tres de tus intereses musicales como el rock argentino, el tango y lo orquestal?

JH: Creo que se unen solos. El rock argentino en la orquesta gana todo un universo de sensaciones, al igual que el tango. Y si bien es importante aclarar que estos conciertos no son una fusión de tango con rock, el rock y el tango cuando son tratados con libertad, sin ataduras o limitaciones estilísticas, demuestran estar íntimamente emparentados. «Cinema Verité», cantado por Alicia Vignola, nos recuerda que no está tan lejos de Eladia Blázquez y yo no dejo de imaginar «Laura va» o «Plegaria para un niño dormido» cantado por el «Polaco» Goyeneche.

T: ¿De qué modo atravesás la pandemia y cómo creés que seguirá la cosa para la música?

JH: Con mucha reflexión, revalorizando todo: lo bueno y lo malo, para saber adónde vale la pena volver y adónde ya no. Me gusta pensar en un futuro en el cual, después de tanta abstinencia de compartir con seres queridos y disfrutar salidas, todos salgamos con más ganas a escuchar música en vivo.

Fuente: telam.com.ar