Menu

La multimillonaria franquicia de Estados Unidos que conquistó el mundo y terminó en la quiebra por no querer innovar

Publicado: 03 / 07 /2024


El ascenso y caída de una de las más icónicas empresas de alquiler de películas que no supo adaptarse a los nuevos tiempos.

Frente de la mítica tienda de alquiler de películas y videojuegos BlockBuster.

Blockbuster Video fue una franquicia estadounidense que se especializó en el alquiler de películas y videojuegos de manera física, es decir en VHS y posteriormente en DVD. Fue fundada en el año 1984 por David Cook y tuvo un crecimiento exponencial en la década del 90.

Luego, fue adquirida por un conglomerado mediático estadounidense llamado Viacom y llegó a controlar el 25% de la cuota de mercado mundial de videoclubes, llegando a tener en el año 2004 más de 9000 locales comerciales en todo el mundo.

blockbuster-store.webp

Tienda de alquiler de películas y videojuegos, blockbuster.

Tienda de alquiler de películas y videojuegos, blockbuster.

La época dorada de Blockbuster

La historia de Blockbuster empieza en el año 1984, cuando David Cook, un ex empresario del rubro petrolero decidió emprender e invertir en el mercado del alquiler de videos, que era algo limitado y caro. Sin embargo, su visión le permitió organizar un sistema computarizado para genera un inventario de películas y poder organizar más de 100000 títulos por cada tienda.

Esta metodología marcó una gran diferencia y en poco tiempo, la empresa llegó a tener 19 locales en Estados Unidos. Para el año 1992, el crecimiento había sido desmedido, contaba con 1800 franquicias en todo el mundo y ofertas millonarias. En 1994, un gigante de las comunicaciones (Viacom) adquirió la empresa por 8400 millones de dólares (equivalente a 16mil millones a día de hoy) y se convirtió en una empresa de capital abierto que llegó a la cima de la industria.

De la crisis a la desaparición: el final de Blockbuster

En el año 1997 surgió una empresa que marcaría un cambio en la manera de alquilar y ofrecer contenido audiovisual, Netflix. Esta nueva compañía ofrecía un servicio de envío ilimitado de DVD’s por una tarifa fija mensual. Durante el 2002, Netflix ofreció venderse a Blockbuster por la suma de apenas 50 millones de dólares, oferta que fue rechazada y significó uno de los errores más grandes del gigante de las películas.

Pero el mayor error no fue este, sino su falta de innovación. Corría el año 2004 cuando blockbuster decidió finalmente ofrecer un servicio de alquiler en línea, que no sólo no ofrecía la posibilidad de streaming, sino que además copiaba el modelo de Netflix de envío de DVDs.

Esta inversión le costó 200 millones de dólares, y además entre 2003 y 2005 perdió el 75% de valor de mercado. Esto hizo que acumulara una deuda de 1000 millones de dólares para finales de 2005. Para el año 2010, la empresa fue comprada por la cadena Dish, que intentó salvarla, pero 3 años después ya quedaba sólo una tienda abierta en Oregon, Estados Unidos, que fue la última.





Source link