Rusia dice que hay zonas bajo control de Ucrania en las regiones separatistas que reconoció

Publicado: 22 / 02 /2022


Dmitri Peskov vocero del Kremlin
Dmitri Peskov, vocero del Kremlin.

Rusia anunció este martes que su reconocimiento de la independencia de dos provincias separatistas del este de Ucrania se extiende a territorios dentro de ellas que están bajo control del Ejército ucraniano, lo que multiplica el riesgo de enfrentamientos y eleva la apuesta en su pulseada con Occidente.

El vocero del presidente Vladimir Putin dijo que Rusia reconoció a las llamadas República Popular de Donetsk y República Popular de Lugansk “en las fronteras que existían cuando proclamaron su independencia” de Ucrania, en 2014.

El anuncio del vocero Dmitri Peskov llegó un día después de que Putin anunciara el reconocimiento de la independencia de las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk y ordenara el Ejército enviar soldados, en una fecha y un número no especificados, para protegerlas del Ejército ucraniano.

Las dos regiones son de mayoría rusoparlante y fronterizas con Rusia, y Ucrania recuperó el control de una gran parte de ambas durante casi ocho años de combates con las fuerzas separatistas, que han dejado más de 14.000 muertos.

El reconocimiento disparó tensiones entre Rusia y Occidente en momentos en que Estados Unidos y la OTAN afirman desde hace semanas que Moscú planea invadir Ucrania con decenas de miles de soldados que fue apostando en la frontera común en meses recientes.

Rusia ha negado insistentemente querer invadir Ucrania.

Líderes occidentales condenaron la decisión de Putin y prometieron sanciones contra Rusia.

Los líderes de Lugansk y Donetsk dicen que las regiones están bajo asedio militar del Ejército ucraniano y este lunes habían pedido a Putin que reconociera su independencia para que pudieran recibir apoyo frente a Ucrania.

Desde el jueves pasado, observadores internacionales informaron de un incremento de las hostilidades entre el Ejército ucraniano y las milicias separatistas, pero Ucrania ha negado haber lanzado una ofensiva contra ellas para retomarlas por la fuerza.

Ucrania y Rusia firmaron en 2015 un acuerdo para pacificar las regiones que logró frenar los combates a gran escala.

Pero Ucrania no cumplió la parte política de los acuerdos, que la obligan a dar autonomía a las regiones y amnistía a los rebeldes, y las escaramuzas continuaron casi a diario, con acusaciones mutuas de responsabilidad por ellas.

Caravanas de vehículos blindados fueron vistas el lunes por la noche avanzar por los territorios de Lugansk y Donetsk controlados por los separatistas, informaron la agencia de noticias francesa AFP y la cadena estadounidense CNN.

Un rebelde que integra la Legislatura de Donetsk, Vladislav Brig, dijo este martes a periodistas que tropas rusas ya habían ingresado y tomado posiciones en el norte y este de esa región.

Sin embargo, Peskov dijo que no podía confirmar la información.

“No tengo ninguna constancia de ello”, comentó, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

El vocero dijo que la situación en el terreno sigue inestable, los habitantes de Lugansk y Donetsk se sienten en peligro y siguen trasladándose a Rusia, adonde han llegado decenas de miles de ucranianos de esas regiones desde el sábado pasado.

Peskov aseguró que salvar las vidas y garantizar la seguridad de la población de las dos repúblicas es ahora el principal objetivo de Rusia.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, buscó proyectar calma en un mensaje a la nación emitido el lunes por la noche en el que dijo que Ucrania no le teme a nada y no le debe nada a nadie. “No le daremos nada a nadie”, dijo.





Fuente: TELAM