Se inaugura la era Contepomi en los Pumas y los jóvenes de Francia son el primer examinador

Publicado: 07 / 07 /2024


MENDOZA.– Lo conseguido en Francia ahora debe ser rubricado contra Francia. Los Pumas vuelven a jugar ocho meses después de alcanzar el cuarto puesto en el último Mundial con la obligación de defender ese honor. El test match de este sábado a las 16 contra el seleccionado bleu marca también la transición entre dos ciclos. Ya no está Michael Cheika tras la finalización de su contrato, toma la posta su asistente/aprendiz Felipe Contepomi, como estaba estipulado de antemano. El australiano dejó la vara alta y, al margen de la fortuna que puede haber deparado el fixture mundialista, haber llegado a semifinales con destellos de muy buen rugby fuerza a tomar esa performance como una base sobre la cual edificar. La finalidad de este nuevo ciclo, que el propio entrenador se encarga de aclarar en cada oportunidad que tiene que es también la continuidad de un proceso, es alcanzar la ansiada regularidad. Traducido: que actuaciones como la desplegada ante Gales en Marsella no sean una excepción.

Mendoza, que se ha transformado en un destino recurrente y amigable para los Pumas, no muestra en la previa demasiado entusiasmo por el encuentro. Lejos de la expectativa que generó el año pasado la visita por primera vez de los All Blacks, ni el suceso del último Mundial ni la promesa de buen rugby que entraña el rival ni el inicio de las vacaciones de invierno parecen, a priori, suficientes para colmar el estadio Malvinas Argentinas. No hay clima de test match como otras veces.

Esta vez no hay mucho clima de test match de primer nivel y el Malvinas Argentinas estará lejos de lucir completo; Francia presentará una formación desprovista de sus mayores figuras.ANDRES LARROVERE – AFP

El destino quiso que el comienzo del nuevo ciclo sea ante Francia, la nación más afín al rugby argentino, históricamente un aliado en su desarrollo. Ocho años después de la última visita de los franceses, la historia se repite. En 2016 vinieron con un equipo alternativo para enfrentar en dos Test Matches en Tucumán a unos Pumas que acababan de hacer semifinales en el Mundial. Igual que ahora. La diferencia es que las circunstancias que configuran el rugby argentino cambiaron drásticamente. Ni para mejor ni para peor, a juzgar por los resultados; ya no existen los Jaguares y los jugadores argentinos están desperdigados por el mundo. Antes de lograr una sincronía dentro de la cancha, Contepomi tiene el trabajo extra de calibrar un montón de interferencias.

Por acumulación de partidos, no están Juan Cruz Mallía, Santiago Chocobares, Guido Petti Pagadizábal, Tomás Lavanini, Joel Sclavi, Juan Martín González ni Lucio Cinti. Así y todo, el flamante entrenador dispuso un equipo titular de primera línea, con jugadores experimentados y probados, superior en los papeles al conjunto francés. Están el capitán Montoya, el regreso del líder Pablo Matera, la garra de Matías Moroni, el desequilibrio de Santiago Carreras y la fiereza de Marcos Kremer. La ventaja del visitante radica en que, mientras los argentinos se juntaron el domingo y apenas tuvieron tres entrenamientos en conjunto, ellos vienen de una preparación de tres semanas en el centro de alto rendimiento de la FFR en Marcoussis, incluido un partido de práctica ante Rumania.

Jerónimo De la Fuente y Marcos Kremer serán titulares en el seleccionado argentino; el back tiene bastante competencia en el puesto y el tercera línea tuvo desempeños descollantes en el Mundial de Francia.Marcelo Aguilar Lopez

El cambio de ciclo también implica, necesariamente, un cambio generacional. Sin que esto signifique que jugadores como Nicolás Sánchez, Juan Imhoff, Agustín Creevy o Tomás Cubelli hayan jugado ya su último partido con la celeste y blanca, su ausencia es representativa de que Contepomi está explorando otras alternativas a desarrollar de cara a Australia 2027.

Entre estas dos circunstancias aparecen nombres nuevos. En el banco esperan dos posibles debutantes como Franco Molina y Bautista Pedemonte. Hay varios novatos más en el plantel que empiezan a embeberse de lo que significa integrar el equipo de los Pumas. También aparecen jugadores que tuvieron poca participación, como Joaquín Oviedo, Ignacio Ruiz, Lucas Paulos o Martín Bogado, y otros tantos que estuvieron en el proceso premundialista pero no pasaron el corte, caso Tomás Albornoz, Bautista Delguy, Lucio Sordoni o Matías Orlando.

Contepomi organizó una concentración de unos pocos días en marzo en Inglaterra para tener los primeros contactos en persona con sus dirigidos; ahora llega el tiempo de ejecutar en la cancha.Marcelo Aguilar Lopez

El equipo francés, que preservó a todas sus figuras, es una mezcla entre jugadores experimentados que están relegados en la consideración y jóvenes promesas que aspiran a ir ganando lugar en el primer equipo. El centro Émilien Gailleton, el fullback Léo Barré y el segunda línea Posolo Tuilagi aparecen como los nombres más rutilantes de una generación que viene de ganar tres Mundiales Juveniles consecutivos.

Francia es el rival que más veces se enfrentó con los Pumas. Éste será el choque número 54. También es la potencia a la que más veces se venció, con 14 éxitos (no se incluye a Italia en la caracterización). Sin embargo, pese a que entre 2002 y 2016 los Pumas ganaron 10 de los 15 enfrentamientos entre sí, desde aquel segundo partido en Tucumán los franceses acumulan cuatro victorias consecutivas.

Fabien Galthié es el preparador de la selección francesa y eligió a una mayoría de rugbiers por desarrollar para la gira por Argentina; el ex medio-scrum tuvo su época de asistente em el cuerpo técnico de los Pumas.TOMAS CUESTA – AFP

La primera visita de Francia a la Argentina se produjo en 1949, gira que comprendió nueve partidos, incluidos dos test matches que ganaron los europeos. Hubo que esperar 36 años para que llegara la primera victoria albiceleste. Fue en 1985, 24-16 en Ferro. En 1974 vinieron por primera vez a Mendoza para un partido de entresemana, duelo que se repitió en 1992 con una épica victoria para el seleccionado de Cuyo. Pero será la primera vez que Francia dispute un Test Match en esta ciudad.

La hermandad histórica entre el rugby francés y el argentino no impidió, claro está, que dentro de la cancha se disputaran verdaderas batallas que excedían los límites reglamentarios. Dos equipos sanguíneos que hacen de la entrega un culto. Dotarlo de buen rugby de manera consistente es el desafío de Contepomi. A los pies de la Cordillera tendrá su bautismo de fuego.

Los Pumas reunidos en el captain’s run en el Malvinas Argentinas; su primer rival en el ciclo de Contepomi, Francia, es el más repetido como contrincante, y también la potencia más veces vencida: 14 sobre 53 enfrentamientos.ANDRES LARROVERE – AFP
Conocé The Trust Project



Source link