Benedetto tiene una lesión muscular y está en duda su presencia en el Superclásico

Publicado: 07 / 03 /2022


Telam SE

Darío Benedetto, delantero de Boca Juniors, tiene una dolencia muscular y se espera el parte médico oficial del club para saber con precisión el grado de la lesión, por lo que el jugador está en duda para afrontar el Superclásico ante River, a disputarse el 20 de marzo en el estadio Monumental.

Por supuesto que el delantero ya está descartado para el difícil enfrentamiento del próximo domingo ante Estudiantes de La Plata en el estadio Uno, por la sexta fecha de la Copa de la Liga Profesional.

Muchos suponen que sería una distensión lo que sufre Benedetto, ya que los partes médicos en el fútbol nunca nombran la palabra «desgarro», pero hasta que no se informe en forma oficial no se sabrá de que grado es y cuánto tiempo podría estar sin jugar.

Es de destacar que en los últimos tiempos en Boca algunos partes médicos se dan y otros no, como pasó en los casos de Marcos Rojo y Ramón Ábila, donde se comunico lo que tenían, a la inversa que los casos de Jorman Campuzano y Norberto Briasco.

Este último estuvo ausente por lesión desde que comenzó el año, recién este fin de semana concentró en lugar de Benedetto y nunca se supo qué tipo de lesión tenía en el tobillo izquierdo.

Sin duda que la situación del «9» es la gran preocupación del «mundo Boca»: en un equipo que no tuvo respuestas futbolísticas en la derrota de anoche ante Huracán por 1 a 0, Benedetto mostró en los cuatro encuentros que jugó ser una de sus figuras clave y se convirtió -a dos meses de su regreso- en un referente importante también en el vestuario.

Ante la ausencia del «Pipa» ante Huracán, se había informado en principio que era por el fallecimiento de su abuela, ocurrido el sábado por la noche.

Sin embargo, de no tener esa lesión muscular hubiese estado presente en el campo de juego, como lo estuvo ayer en uno de los palcos de la Bombonera, como espectador de la derrota del «Xeneize».

En la practica del viernes, Benedetto, de 31 años, jugó para los titulares y se retiró con una molestia muscular que no parecía de preocupación.

El sábado por la mañana el dolor fue más fuerte y el cuerpo técnico decidió que no participara del entrenamiento. Al conocerse el fallecimiento de su abuela, no se concentró a la noche con el plantel.

El domingo, al acentuarse el dolor, el cuerpo médico lo mandó a realizarse estudios y ahí se supo que tiene una lesión muscular.

Mientras, se hacía correr la información del duelo familiar del jugador, pero nada se decía sobre la verdad de su ausencia ante Huracán, que fue por estar lesionado.

Ya el sábado al mediodía los que estaban en la intimidad del plantel sabían que el titular iba a ser Nicolás Orsini, quien había participado del ejercicio táctico del sábado en Casa Amarilla.

Este fue el cierre de una semana en que Benedetto fue protagonista por sus fuertes declaraciones del martes pasado antes de jugar por Copa Argentina contra Central Córdoba de Rosario, y donde se expresó en forma muy fuerte contra Agustín Almendra y Alan Varela, quienes fueron dados de baja y enviados a entrenarse con la reserva por problemas disciplinarios.

Días antes de concretarse su llegada a Boca en enero de este año, Benedetto había tenido una molestia en el gemelo izquierdo por lo cual no había estado en el banco en su último partido en el Elche de España, su anterior club, del cual es accionista.

«Darío no estuvo presente hoy porque falleció su abuela y lo lamentamos mucho», dijo anoche el técnico Sebastián Battaglia, tras la derrota ante el «Globo», pero cuando se le repreguntó por el estado físico del jugador, respondió: «También tiene una molestia física por la cual ayer no practicó», y de esa manera quiso relativizar la lesión del delantero.

Según le informó a Télam alguien muy cercano al «Pipa», el jugador tratará de cualquier manera de estar el domingo 20 en el Monumental ante River, aunque sea en el banco de los relevos.

«Darío, a ese partido no se lo quiere perder», dijo textual la fuente, y se sabe que el jugador ya realiza los ejercicios en kinesiología y confía en los adelantos de la medicina para que los 20 días lógicos de recuperación en este tipo de lesiones se acorten y pueda estar ante el «millonario».

Los próximos días serán muy importantes para ver cómo se desarrolla su recuperación y qué posibilidades tiene de estar en cancha en el Superclásico.

El otro jugador que preocupa es Marcos Rojo, quien terminó el partido de ayer caminado con dificultad y mañana, en la primera práctica de la semana, se verá si le tendrán que hacer estudios.

Estas dos posibles bajas se le agregan a los problemas del entrenador de cara a dos encuentros tan importantes, con un equipo que no encuentra ni el estilo ni el nivel de juego lógico por el plantel que tiene.

Algunos, en silencio, desde la dirigencia empiezan a cuestionar al técnico, que como jugador es el más ganador de la historia boquense. Sin duda que estas dos semanas serán de presión mediática a través de las redes sociales para su gestión

Boca visitará el próximo domingo a Estudiantes en la Plata, desde las 21.30, por la sexta fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional.





Fuente: TELAM