El Bafici es ‘un festival de cine que está en la ciudad y se vive la ciudad’

Publicado: 18 / 04 /2022


Javier Porta Fouz director artstico del Bafici en los anuncios de esta nueva edicin Foto Eliana Obregn
Javier Porta Fouz, director artístico del Bafici en los anuncios de esta nueva edición (Foto: Eliana Obregón)

A dos días del comienzo de la 23ra. edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) que se desarrollará entre el 19 de abril y el 1 de mayo, en entrevista con Télam su director artístico, Javier Porta Fouz, celebró que con la mudanza a las salas del centro porteño el certamen «vuelve a a ser un poco como antes de la pandemia», porque consideró que «ir de un cine a otro es lo más importante de un festival que está en la ciudad y se vive la ciudad».

Este año el Bafici conservará la modalidad online para buena parte de su programación, pero vuelve a la presencialidad, sobre todo en el llamado circuito de la Avenida Corrientes, conformado por el Cine Lorca, el Cosmos, el Complejo Gaumont, el Multiplex Monumental Lavalle, la Alianza Francesa y la Sala Leopoldo Lugones.

«Vuelve a ser un poco es como antes de la pandemia, vuelve la idea de concentración, de encontrarse en salas cercanas, una manera más flexible de lo que pasa en un complejo.»Javier Porta Fouz

En cuanto a definiciones y el futuro de festivales como el Bafici, en un presente en donde las plataformas de streaming se imponen por sobre la exhibición de películas en las salas, Porta Fouz asegura que hay una «sinergia posible» y dice que «el cine necesita a las salas pero también es cierto que las plataformas se dan cuenta que los festivales son importantes para potenciar su propio consumo».

Télam: ¿Qué cambia en esta edición de festival con el traslado desde el barrio de Belgrano a las salas del centro porteño?

Javier Porta Fouz: Vuelve a ser un poco es como antes de la pandemia, vuelve la idea de concentración, de encontrarse en salas cercanas, una manera más flexible de lo que pasa en un complejo. Para mí esto de ir de un cine a otro es lo más interesante de un festival de cine que está en la ciudad y se vive la ciudad, sobre todo en esta zona con mucha historia, acá se originó todo, acá nació la exhibición de cine en la Argentina. Eso le da al festival una combinación muy potente.

T: ¿Cómo afecta la popularidad del cine en las plataformas a la hora de programar y hacer atractivo un festival como el Bafici?

JPF: La propias plataformas están interesadas en formar parte del Bafici. Tenemos películas como la sueca «Pleasure» de Ninja Thyberg, la austríaca «Great Freedom» de Sebastian Meise, la italiana «A Chiara», de Jonas Carpignano y la china «Happy Together» de Wong Kar-wai (que cumple 25 años), todas estas películas van a estar en la plataforma Mubi después del festival. Y también «El fotógrafo y el cartero: El crimen de Cabezas», de Alejandro Hartmann, que luego se va a ver en Netflix. Entonces, es una sinergia posible, el cine necesita las salas de cine pero también es cierto que las plataformas se dan cuenta que los festivales son importantes para potenciar su propio consumo. Por eso, como ejemplo te digo que me enteré de varios casos de directores del mundo que van a venir a ver el estreno de su película en una sala de cine, hay un cambio en las costumbres, pero también se siguen necesitando las salas.

T: ¿Cuál es el panorama del cine nacional del presente, teniendo en cuenta que muchas de las producciones se hicieron durante la pandemia?

JPF: Hay películas que solo se explican por el encierro y algunas que han sorteado esas dificultades con tremenda creatividad, como «Clementina» de Constanza Feldman y Agustín Mendilaharzu que está en la Competencia Internacional, y «La edad media», de Alejo Moguillansky y Luciana Acuña de la Competencia Argentina, dos películas de la productora El Pampero que son buenísimas. Es como pasa siempre en la historia del cine, que ciertas dificultades, imposiciones e incluso censuras, han motivado grandes películas.

Pero es cierto, hay mucha gente preocupada por el destino del cine nacional, esos cambios hay que orientarlos para sostener un cine riquísimo, de una tremenda capacidad de reinventarse, sin duda el mejor de Latinoamérica. Todo eso no hay que perderlo, hay que ver como se sostiene esa variedad del cine argentino, porque en esa característica no está solo el cine de las plataformas, que pueden ser un gran éxito pero que deben obturar todo lo demás. Los cines que gozan de buena salud son los que tienen gran variedad.

T: ¿Cuáles van a ser las visitas y películas destacadas de esta edición del Bafici?

JPF: Viene el director estadounidense Bruce Labruce que va a presentar «The Affairs of Lidia» y dar una Masterclass, también la actriz francesa Vimala Pons que es una de las protagonistas de Pequeña flor», la película de apertura del festival. Además va a estar Paz Encina con «EAMI» que viene de ganar en el Festival de Rotterdam, entre muchas otras visitas. Y en cuanto al resto se va a poder ver «The Card Counter», de Paul Schrader que es realmente imperdible; «Avec amour et acharnement», de Claire Denis que se acaba de estrenar en el Festival de Berlín; «La Croisade», de Louis Garrel; «Marx può aspettare», de Marco Bellocchio; y «Mutzenbacher», de la austríaca Ruth Beckermann, todos nombres importantes del cine del presente.

T:¿Hay una representatividad del cine de todo el país en la programación?

JPF: Sí, hay películas cordobesas que están en la competencia argentina, hay una película de la provincia de Buenos Aires que es «Carrero», otra de Río Negro como «Lavandería Nancy Sport» y «El monte», la primera película formoseña en el Bafici.





Source link