El Festival de Cine Latino-Árabe cumple 10 años reuniendo culturas

Publicado: 04 / 05 /2022


Before the Diying of the Light 2020
«Before the Diying of the Light» (2020)

Filmes de Túnez, Palestina, Líbano, Marruecos, Egipto, Ecuador, Brasil, Argentina y Uruguay, entre otros países, se verán a partir de este martes y hasta el jueves 19 en el Festival Internacional de Cine Latino-Árabe (LatinArab), que en salas y en formato virtual desarrollará su décima edición.

“Llegar a diez ediciones obedece a que desde un principio nos apoyamos en una visión y en una misión clara y, entendemos que relevante: el conocimiento de la diversidad cultural, los intercambios y la amistad entre los pueblos son parte insoslayable del desarrollo de nuestras sociedades”, asegura a Télam Christian Mouroux, nuevo director del LatinArab.

Mouroux ocupa el lugar de Edgardo Bechara El Khoury, además director ejecutivo de Cine Fértil, quien falleció por coronavirus en marzo de 2021 a sus 50 años y sobre el que apunta que “el impacto de la ausencia de Pipo, como llamábamos a Edgardo, es inconmensurable”.

“Su figura -señala- es irremplazable: su carisma, su personalidad expansiva pero también su generosidad para compartir su conocimiento, con una visión del mundo aguda y audaz, lo hicieron una persona digna de admirar que dejó huella. Solía decir que no hacía falta construir puentes entre las culturas, porque esos puentes ya existen, lo que hace falta es descolonizarlos”.

Cinépolis Recoleta, La Manzana de las Luces, Auditorio de la Universidad del Cine y el Centro Cultural Kirchner serán las sedes presenciales de la muestra, mientras que en formato online se podrá ver a través de las plataformas Vivamos Cultura y Clacso.tv.

La muestra contempla una Competencia de Largometrajes Árabes entre las que se verán «An Unusual Summer», de Kamal Aljafari (Palestina, Alemania (2020); «Before the Dying of the Light», de Ali Essafi Marruecos (2020) y «Mapping Lessons», de Philip Rizk, Egipto (2020).

También habrá una Competencia de Largometrajes Latinoamericanos, de Cortometrajes Árabes y una Competencia de Cortometrajes Latinoamericanos, panorama LatinArab, con películas de Argentina y Brasil y una retrospectiva con películas que pasaron por las nueve ediciones previas del festival.

Junto con Argentina, el festival se realizará en forma simultánea en Santiago de Chile y Niteroi, Brasil.

Sobre la propuesta cinematográfica ofrecida este año, María Jesús Santangelo, directora artística de la muestra, resalta a Télam que “la primera novedad es la internacionalización del festival. Es la primera vez que se realizará de manera simultánea con actividades en tres países de Latinoamérica”.

“Por otra parte, estarán presentes Arab y Tarzan Nasser, directores palestinos, realizadores de ‘Gaza mon amour’, película de apertura de esta edición”, agrega Santangelo sobre la pareja creativa oriunda de Gaza y que con su ópera prima «Degradé» llegó a la Semana de la Crítica del Festival de Cannes y recibió el Premio a Mejor Película en el Festival de Cine de Atenas.

Télam: ¿Creen que la presencia sostenida de LatinArab le permitió conectar con un público, derribar prejuicios?

Christian Mouroux: Si logramos darle continuidad a lo largo de 10 años, sin dudas fue gracias al acompañamiento del público, que encontró en el festival un espacio no solo para acceder a películas a las que no podría acceder de otra manera, en un contexto que se ve inalterado en el que las narrativas de los países árabes se ven predominantemente fuera del discurso cinematográfico (y mediático), ya sea mediante la invisibilización o bien la demonización. El cine es un espejo de nuestro ser en este mundo, nos permite aferrarnos a nuestra humanidad, para reencontrarnos, como decía Pipo, con aquellos que no son sino nosotros en otro lugar.

T: ¿Hay algún patrón estético o temático que hoy prime dentro del cine árabe o que ustedes prioricen a la hora de mostrar esas producciones en el país?

María Jesús Santangelo: El cine árabe es muy diverso, en lo estético y en lo temático. Hay países con una industria cinematográfica más desarrollada, como Túnez, Argelia, Líbano, Egipto y Marruecos y otros con una producción más incipiente. En los últimos años están apareciendo producciones de Jordania, Kuwait, Sudán, Arabia Saudita. Más allá de esa variedad, sí hay algunas temáticas que es frecuente ver en el cine de los países árabes: aspectos territoriales o cuestiones identitarias derivadas de la inmigración. De todos modos, también hay películas que no se dejan encasillar en las idiosincrasias de las sociedades árabes y abren preguntas sobre otros aspectos más generales: la juventud y el género, por ejemplo.





Fuente: TELAM