El Gobierno británico sancionó a 386 diputados rusos por la invasión a Ucrania

Publicado: 11 / 03 /2022


El primer ministro britnico Boris Johnson
El primer ministro británico, Boris Johnson.

El Gobierno británico prohibió este viernes el ingreso al Reino Unido y el acceso a los bienes en su territorio, así como hacer negocios en el país, a cientos de parlamentarios rusos como parte de su respuesta a la guerra en Ucrania.

En un comunicado, la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, informó que sancionó a 386 parlamentarios rusos miembros de la Duma, la Cámara Baja del Parlamento ruso, por su apoyo a las regiones separatistas ucranianas de Lugansk y Donetsk.

«Estamos apuntando a los cómplices de la invasión ilegal de Ucrania por parte de Putin y a los que apoyan esta guerra bárbara. No aflojaremos la presión y seguiremos apretando las tuercas a la economía rusa mediante sanciones«, remarcó la funcionaria británica.

Dijo que junto a los aliados, el Reino Unido se mantendrá firme al lado de los «amigos ucranianos».

«Seguiremos apoyando a Ucrania con ayuda humanitaria, armamento defensivo y labor diplomática para aislar a Rusia a nivel internacional», añadió.

La ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido Liz Truss
La ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Liz Truss.

Según la ministra, las designaciones anunciadas este viernes se suman a las medidas del jueves contra oligarcas clave del círculo íntimo de Putin, y a la introducción de nuevos poderes del Reino Unido para detener aviones rusos y prohibir la exportación de artículos de aviación.

Desde la invasión a Ucrania, el Reino Unido ha sancionado a más de 500 de las personas, entidades y filiales más importantes y de mayor valor de Rusia, con lo que la lista de sanciones supera ya las 800.

Esto incluye la prohibición de viajar y el congelamiento de activos aplicada a 18 de los principales oligarcas rusos, cuyo valor combinado supera los 30.000 millones de libras.

El miércoles, Truss anunció nuevos poderes para detener aviones rusos en el Reino Unido y retirar del registro británico los aviones pertenecientes a personas y entidades designadas.

Otras medidas prohibieron la exportación de bienes y tecnología relacionados con la aviación y el espacio, incluida la asistencia técnica, e impidieron a las empresas británicas prestar servicios de seguros y reaseguros en relación con estos bienes y tecnología.





Fuente: TELAM