Homenaje a Osvaldo Fattoruso a partir de un disco póstumo de 2011

Publicado: 20 / 04 /2022


Ricardo Lew Daniel Maza y Ricardo Nol y el baterista Fabin Sapo MiodownikFoto Laura Tenenbaum
Ricardo Lew, Daniel Maza y Ricardo Nolé y el baterista Fabián «Sapo» Miodownik.(Foto: Laura Tenenbaum)

Entre el tributo al fallecido Osvaldo Fattoruso, una grabación encontrada y la necesidad de recrear un cuarteto de excepción para la escena rioplatense, tres sobrevivientes de aquel conjunto (Ricardo Lew, Daniel Maza y Ricardo Nolé) más el baterista Fabián «Sapo» Miodownik, tocarán el próximo viernes en la sala porteña Bebop Club el repertorio de un flamante disco grabado hace casi 11 años en Buenos Aires.

El álbum «Maza, Lew, Fattoruso, Nolé-Vivo en Boris 2011», que da cuenta de la última actuación en Argentina del baterista uruguayo Osvaldo Fattoruso, fallecido en julio de 2012, recoge un recital del 4 de noviembre de 2011 en la desaparecida sala Boris.

En esa actuación, el cuarteto Ricardo Lew en guitarra, Ricardo Nolé en piano, Daniel Maza en bajo y Osvaldo Fattoruso en batería, asume un repertorio popularizado a través de la banda Opa que, además, incluye versiones de «Muchacha ojos de papel» (Luis Alberto Spinetta) y «Ayer te vi» (Rubén Rada).

El homenaje a Osvaldo Fattoruso se viene preparando hace tiempoFoto Laura Tenenbaum
El homenaje a Osvaldo Fattoruso se viene preparando hace tiempo.(Foto: Laura Tenenbaum)


Con ese cancionero (que también incluye «Dedos», «Martuan», “Sudáfrica Canción Antigua”, “A Ra”, “La sombra de tu sonrisa”, “O Sambinha”, “Don Figari” y “Montevideo”), el cuarteto con Miodownik en lugar de Fattoruso se presentará desde las 20 del viernes en la sala ubicada en Uriarte 1658.

Osvaldo Fattoruso, que nació en Montevideo en mayo de 1948 y falleció en 2012, parte de una herencia musical que incluye a su padre Antonio, a su hermano Hugo y a su sobrino Francisco, es considerado uno de los mejores bateristas de Latinoamérica, condición que mostró como parte de la mítica banda de rock Los Shakers, el citado grupo Opa y tocando con Miguel Abuelo, Litto Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Alejandro Lerner, León Gieco, Fito Páez y Rubén Rada, entre otros.

“Para mi Osvaldo fue uno de los músicos más increíbles con los que trabajé, sin ninguna duda puedo decir que uno de los mejores del mundo”, asegura el bajista Maza, nacido hace 62 años en Montevideo, a Télam.

En el mismo sentido se expresaron el pianista uruguayo Nolé (de 68 años) y el guitarrista argentino Lew (de 74) que junto a Fattoruso fueron parte de la banda de Rada en la primera mitad de los ’80.

«Hasta antes del proyecto de sacar un disco, sí, lo tomamos como una juntada que nos dejó a todos felices y quedaría como eso y nada más, pero con la salida y difusión de este material decidimos continuar de la misma manera, sin hacer planesDaniel Maza

Nolé indica a esta agencia que Fattoruso “era un músico distinto a todos los que yo he tocado, y marcó un sello muy personal en este estilo de candombe fusión” y para Lew “la mejor definición que puedo dar de Osvaldo Fattoruso es que para mí no era un baterista sino que era un músico, un artista que se expresaba con la batería. Así lo recuerdo”, sostiene en testimonio a Télam.

Télam: ¿Qué significa la salida de este disco y poder tocar su repertorio en vivo

Daniel Maza: Realmente este disco fue una casualidad, fue la idea de juntarnos a partir de una venida de Osvaldo Fattoruso a Buenos Aires y aprovechar para reunirnos a tocar con amigos ese repertorio. Tanto Osvaldo como los dos Ricardo conocían perfectamente esos temas –todos temazos- porque la mayoría de ellos los habían tocado junto a Rubén Rada. La verdad que era lo más rápido para preparar, ya que no había mucho tiempo de ensayo.

T: ¿Cómo se había dado la conformación del cuarteto original? ¿Con qué planes?

Ricardo Lew: Originalmente Maza me llamó con la idea de tocar con Osvaldo, y ahí nomás yo propuse sumar a Ricardo Nolé.

T: ¿Qué tuvo de especial esa noche en Boris? ¿Sabían que estaban grabando el recital?

Ricardo Nolé: Yo en particular me enteré de que nos grabaron después del concierto, y de especial tuvo lo que tocó Osvaldo, quien lamentablemente ya estaba muy enfermo y tocó como los dioses.

T: ¿La muerte de Osvaldo le puso fin al proyecto del grupo?

DM: Hasta antes del proyecto de sacar un disco, sí, lo tomamos como una juntada que nos dejó a todos felices y quedaría como eso y nada más, pero con la salida y difusión de este material decidimos continuar de la misma manera, sin hacer planes. En esta nueva etapa, con la llegada al grupo de Fabian Miodownik, seguramente continuaremos tocando y viendo qué pasa. Creemos que a la gente le gusta, así que seguiremos para adelante.

RL: Estamos entusiasmados. La intención es seguir tocando y mantener la formación.

T: ¿De qué manera nace la decisión de acompañar la salida del disco?

RN: Sentimos que este material, del cual estamos muy contentos, era muy importante presentarlo en vivo.

T: ¿Cuánto sienten que cambiaron como músicos en más de una década?

RL: Cambiaron mucho las posibilidades de editar y mezclar un disco en vivo en estos 11 años, hasta todo lo que uno crece como músico, tocando escuchando y estudiando bastante. Pensamos que este disco no tiene tiempo, a pesar de los años que pasaron, creemos que es un material que suena actual.

T: ¿Cómo se decidieron a convocar a Fabián «Sapo» Miodownik para tomar el rol de Osvaldo? ¿Qué aporta al grupo?

RN: Lo de Fabian Miodownik fue una decisión grupal, dado que es muy buen músico y aporta su toque, que es diferente al de Osvaldo, pero muy personal también.

T:¿Qué pueden anticipar del recital del viernes 22 en Bebop?

Fabián Miodownik: Va a ser un recital muy emotivo, con canciones con las que crecí, y además de las que fueron grabadas originalmente por ellos, habrá otras sorpresas.





Source link